Pásenle a lo barrido y a lo barrial

Hijo de un luchador. Fan de Extremoduro y de Manic Street Preachers. Adicto a las botas vaqueras. Coleccionista de sombreros vaqueros y cintos piteados. Aficionado al jazz, vago y autodidacto. He trabajado como despachador de pollo frito, chalán de frutería, fabricante de jocoque casero, lavaplatos en una pozolería, dependiente en una tienda de discos, bodeguero de panadería y vendedor de cerveza en el estadio Corona.

lunes, 8 de febrero de 2010

Los dolores del cuerpo son los dolores del alma


Publicado en Casa del tiempo, revista de la UAM, n. 28, febrero de 2010

2 comentarios:

Luis Alberto dijo...

No entiendo, tienes tiempo para postear y no lo tienes para enviarme el libro que ya te pague?
That sucks!!!

LUIS MEDINA J.

Carlos Velázquez dijo...

luis alberto:

bróder, sorry, plis mándame tu dire otra vez.